Ultrasonido Postoperatorio


Después de una cirugía plástica el cuerpo se expone a un maltrato físico en las articulaciones, músculos y tejidos, por lo que el ultrasonido post operatorio acelera la recuperación y elimina o disminuye los dolores e inflamaciones que se producen producto a la cirugía.

Ultrasonido Postoperatorio

 

Uso del Ultrasonido posterior a la cirugía estética

La terapia ultrasónica utiliza vibraciones sonoras no audibles. En la práctica se utilizan aparatos que emiten en una frecuencia de 1, 2 ó 3 Mhz. A mayor frecuencia menor capacidad de penetración. Los ultrasonidos pueden emitir de forma continua (predomina el efecto calor) o a modo de impulsos. La intensidad de utilización va desde los 0,1 W/cm2 hasta los 2 W/cm2 (emisión continúa) o 3 W/cm2 (emisión pulsada). El tiempo de utilización varia entre los 5 y los 25 minutos dependiendo de la extensión de la zona corporal a tratar.

Se comienza a utilizar pasados de 5 a 10 días tras la cirugía en emisión pulsada y a intensidades bajas. En semanas posteriores se puede utilizar la emisión continua e intensidades mayores.
Los efectos del ultrasonido son:

• Hiperemia. 
• Aumento de la permeabilidad de las membranas celulares.
• Disminución de la viscosidad del medio intersticial.
• Analgesia.
• Efecto antiinflamatorio.
• Relajación muscular.

INDICACIONES

• Edemas y hematomas. Al aumentar la permeabilidad de las membranas celulares se produce una reabsorción más rápida del edema y hematoma. 
• Cicatrices. 
• Queloides. 
• Procesos fibrosos. Hay que utilizar intensidades más altas
• Prevención y tratamiento de la contractura capsular 
• Necrosis grasa.

Actualmente lo utilizamos rutinariamente en la rehabilitación post-operatoria de nuestros pacientes.