Resección de Nevos (Lunares y Lesiones Benignas)


-

Resección de Nevos (Lunares y Lesiones Benignas)

Existen varias lesiones benignas en la piel que destacan por su frecuencia: Verrugas, pecas, nevos (lunares), quistes sebáceos, lipomas, etc.

Estas lesiones son susceptibles de ser retiradas mediante varios métodos: Electrocoagulación, desecación, extirpación quirúrgica, etc.

En concreto los nevos son lesiones benignas pigmentadas cutáneas, las cuales se originan de los melanocitos, las células que dan color a la piel.

Muchos de ellos son retirados por el efecto estético adverso que causan, principalmente a nivel del rostro. La mayoría es posible resecarlos mediante una cirugía simple, realizada en el consultorio bajo anestesia local y con un periodo de recuperación muy breve.

Existirán casos en los que debido a el tamaño de las lesiones, sea necesario el uso de injertos o colgajos, o bien resecar la lesiones en varios tiempos quirúrgicos para eliminar por completo la lesión.

En las situaciones en que se puedan presentar dudas diagnósticas realizamos el examen anatomo–patológico de la pieza para descartar procesos malignos.