Mamoplastía Reductora


La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. Además puede reducir el tamaño de la areola.

Mamoplastía Reductora Ver galería

Muchas mujeres con senos excesivamente grandes refieren problemas, no solo estéticos, si no funcionales, como dolor de cuello y espalda, irritaciones o infección de la piel, problemas respiratorios o dificultad para vestirse.

La reducción de los senos es un procedimiento diseñado a eliminar tejido graso, glándula y piel a fin de obtener una mama más pequeña y ligera, adaptándose a las proporciones corporales de cada paciente.

Dependiendo de cada caso, será el número y localización de las incisiones. Para casos leves a veces es suficiente una incisión alrededor de la areola, casos más severos pueden ameritar heridas verticales o en el surco submamario.

ANESTESIA: Realizamos generalmente el procedimiento bajo anestesia regional (bloqueo) y sedación, o bien bajo anestesia local y sedación.

CIRUGÍA: A través de incisiones mamarias se reseca la piel, glándula y grasa necesarias. El complejo areola pezón es levantado hasta la posición más conveniente. Es colocado un drenaje que se retira en promedio al tercer día.

DURACIÓN: Aproximadamente tres horas y media.

HOSPITALIZACIÓN: Un  día.

CUIDADOS POSTOPERATORIOS: Uso de un sostén especial por al menos seis semanas. Evitar movimientos con los brazos por 7 días, no realizar ejercicio físico hasta después del primer mes.

RECUPERACIÓN: Puede reincorporarse a sus actividades normales aproximadamente a los siete días posteriores al procedimiento.

RESULTADO FINAL: Puede llevar alrededor de doce semanas.